Educar en los buenos tratos

Ayer miércoles, asistí al Coloquio de Fax Press sobre Violencia infantil y, después de escuchar datos alarmantes y de ser consciente de que nuestros niños están desprotegidos ante los contenidos violentos o sexuales que circulan por la red, recibí un mensaje que puso nombre a la filosofía y la actitud que trato de transmitir desde los diferentes canales de Sapos y Princesas: educar en los buenos tratos.

En su intervención, el Jefe de Pediatría del Hospital Niño Jesús, Jesús García, habló de que la solución para acabar con la violencia y los abusos infantiles pasaba por la prevención, por educar a nuestros hijos en el respeto propio y a los demás. Pienso que es fundamental que nuestros hijos tengan consciencia de su dignidad y del concepto de intimidad. Estos conceptos pueden ser extraños para ellos cuando son pequeños, pero podemos explicárselo con mensajes sencillos, que poco a poco conformen en ellos una actitud.

No está de moda hablar de prohibiciones, para no caer en una educación restrictiva y autoritaria. Pero el niño debe saber que hay cosas que están tajantemente prohibidas, como que un adulto le insulte o humille, que alguien le toque el cuerpo, haciéndole sentir vergüenza, que le agredan… Los que hoy son agresores, fueron niños. De manera, que podemos luchar y castigar la violencia con la ley y trabajar en nuestros hogares para erradicarla en el futuro.

Si un adolescente ha sido educado durante su infancia en los valores del respeto a sí mismo y los demás, sabiendo dónde están los límites de su libertad y comienza la del otro, no precisará de la fuerza para hacer oír sus ideas, ni de la violencia, en cualquiera de sus modos, para relacionarse con otras personas.

Tomando prestadas las palabras de Jesús García, eduquemos a nuestros hijos en valores positivos y asertividad como “anticuerpo” ante la violencia. Es la mejor aportación que podemos hacer al futuro.

Anuncios

Hay una tele en mi salón…

nora-en-cadena-ser2

Ayer jueves, en el espacio semanal de Sapos y Princesas en Hoy por hoy Madrid, de Cadena Ser, hablamos de cómo educar a nuestros hijos a ver la televisión. Un reto difícil, ya que, a veces, los padres somos el peor ejemplo en eso de hacer un uso responsable de los medios de comunicación.

Nos acompañó, en el estudio, Carmen Portellano (gracias por venir Carmen, como siempre, fue un placer), pedagoga y profesora del SEK, que hablaba de cómo los niños cada vez antes, y de manera más solitaria e independiente, se relacionaban con las pantallas de la televisión, el ordenador o la videoconsola, sin ningún tipo de control. Lo que les expone a información que en muchas ocasiones no pueden filtrar y procesar, y puede romper sus esquemas, desvirtuando, en ocasiones, su visión de la realidad.

Como madre, creo que la televisión es otra área en la que debemos educar a nuestros hijos. Me preocupa que piensen en ella como primera opción de ocio y entreteniendo. Trato de enseñarles que la televisión es una herramienta que podemos encender cuando queremos ver las noticias (aunque últimamente es casi mejor no encenderlo para eso), una película que nos gusta o la serie de sus personajes favoritos. En cualquier caso, eso no impide que los niños, a veces, quieran tener la tele encendida mientras leen o juegan “por si ponen dibujos”. Son niños y, a fin de cuentas, pedir es algo inherente a ellos y poner los límites es tarea de los padres.

No podemos evitarlo, la televisión está ahí: unas veces seductora, otras amable y, en ocasiones, amenazante con sus talk shows y programas de corazón. Todo lo que podemos hacer para enseñar a nuestros niños a usarla es educarlos para que la televisión no los controlen a ellos.

Parece una lucha difícil pero, si nos dejamos vencer, puede que no tengamos nunca más la posibilidad de batallarla.

¿Qué es realmente importante?…

Van a ser siete años, desde que dejé mi trabajo como directiva de Marketing de una multinacional para poder estar con mis hijos. La empresa me pedía una dedicación que era incompatible con la presencia que yo pretendía tener en mi hogar. Tuve que elegir, y elegí.

En un principio, nadie entendía cómo había tomado esa decisión. Yo pensé que sólo siendo madre sería feliz. Claro que disfruto mucho con mis hijos. Pero me di cuenta que no era suficiente. ¿Por qué tenía que ser una parte de mi o la otra?

Bueno, hace casi ya cuatro años, respondiendo a una necesidad como madre, decidí crear mi propia empresa: una guía de ideas y planes para padres interesados en compartir el tiempo de ocio con sus hijos. Los años me han demostrado que todo ha merecido la pena, y que ayudándome, ayudo a muchos otros padres.

Sapos y Princesas se ha convertido en un medio de comunicación de referencia para numerosos padres, madres y educadores que quieren disfrutar junto a sus hijos, aportándoles conocimientos y valores, y abriendo un espacio a la comunicación, en un clima de confianza.

Mis años de experiencia profesional, mi experiencia como madre, y los padres y madres que nos escriben, cada vez más a la redacción, han sido mi impulso para abrir este blog, en el que compartir mis intereses y lo que vivo y veo.

¿Me acompañáis? Os aseguro que será una gran aventura, la de acompañar a nuestros hijos en su desarrollo como personas.

Bienvenidos al blog de Sapos y Princesas

Hola a todos:Nora Kurtin

Os saludo desde este nuevo espacio, esperando que sea un punto de encuentro y reflexión para padres que queremos aportar valores y significado al tiempo que compartimos con nuestros hijos, por desgracia en muchos casos, escaso.

Como directora de Sapos y Princesas, un medio de comunicación dedicado al público familiar, cada vez soy más consciente de la necesidad que tenemos los padres de mostrar a nuestros niños cuánto nos importan y nos preocupa su crecimiento personal e intelectual… Aunque, a veces, nos parezca complicado.

Estoy segura de que os veréis reflejados en muchas situaciones y, a la vez, espero aportaros ideas y otros puntos de vista sobre la apasionante tarea de educar a nuestros pequeños.

¡Bienvenidos a Disfrutando con nuestros hijos!

Nora Kurtin – Directora de Sapos y Princesas